Rocío Lacasa
Rocio Lacasa press

¿Estás viviendo los síntomas del Trastorno de Pánico?


¿Has tenido uno o más ataques de pánico?


Si has vivido un ataque de pánico, reconocerás con facilidad estos síntomas:

  • Miedo a perder el control o a volverte loco
  • Miedo a morir.
  • Palpitaciones el corazón, se acelera, tiene sacudidas
  • Sudoraciones
  • Temblores o sacudidas
  • Sensación de ahogo, sientes como si te faltara el aire o el aliento,
  • Sensaciones de atragantarse
  • Opresión en el tórax y malestar en el pecho
  • Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
  • Escalofríos o sofocos
  • Ganas de vomitar, náuseas o molestias abdominales
  • Inestabilidad y mareos con sensación de desmayo
  • Desrealización (sensación de irrealidad) o despersonalización (estar separado de uno mismo)

Estos síntomas son muy intensos y duran poco tiempo (aunque en el momento parezca que duran una eternidad). Se inician bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 minutos.


Lo que suele pasar es que un día viviste un ataque de pánico. Apareció de forma repentina. No sabías lo que te estaba pasando.


Cuando la ansiedad aumenta, sientes cómo tu corazón se acelera, parece que se va a salirse del pecho o que va a explotar.


Te cuesta respirar, sientes como si no te llegara el oxígeno, te falta el aire, el aliento, y tu respiración empieza a ser más rápida. La sensación de ahogo es cada vez más fuerte.


Te mareas, como si todo diera vueltas. Sientes una inestabilidad general que te hace sentir más inseguro.


Sientes un sudor frío, en las manos, como un escalofrío. Tienes un temblor que temes que signifique que todo va a ir a peor.


Hay momentos en los que te sientes fuera de la realidad, como si no fueras tú.


De repente empiezas a notar como si tu cuerpo fuera por libre, sientes que estés a perdiendo el control. Tienes la sensación de que algo horrible está a punto de suceder. Sientes que vas a desmayarte, morirte por un ataque al corazón o asfixiado, o que vas a volverte loco.


Quieres controlar y eliminar esos síntomas que parecen tan peligrosos y desagradables. Pero cuanto más intentas controlar, más descontrol sientes.


Sientes la imperiosa necesidad de escapar.


El ataque empieza de repente y acaba de la misma manera.


Desde que ese momento, tienes mucho miedo de volver a vivirlo. Tienes pensamientos preocupantes que no puedes controlar.


El miedo te hace fijarte constantemente en lo que sientes y piensas. Tu respiración, tu corazón, la sensación de mareo… Estás muy pendiente de lo que te pasa en tu cuerpo. Quieres dominar los síntomas corporales, te preocupa que de repente aumenten y te lleven a perder el control.


Te preocupa cómo todo esto va a afectar a tu vida. Te preocupa que los síntomas te hagan enfermar, que te vayas a volver loco, que todos te vean como una persona débil mental y emocionalmente.


La sensación de que algo va mal en tu cuerpo y en tu cabeza te hace estar desmotivado, sin ganas de hacer nada, incluso deprimido.


Al principio puede que no asociaras los ataques a ninguna situación, pero a medida que se van repitiendo, temes que se produzcan en algunas situaciones. Si eso ocurre, empiezas a evitar algunos planes o ir a determinados sitios. Puedes desarrollar Agorafobia.


Temes volver a tener un ataque y enloquecer o morir. Te sientes culpable y estúpido por no poder controlarlo.

Si estás viviendo esas experiencias, te recomiendo investigar sobre los mejores tratamientos disponibles. Sigue leyendo para conocer lo que llamo "La Tercera Vía" para eliminar los ataques de pánico.

Hola, soy Rocío Lacasa.


Hace unos años vi cómo mi hermano sufrió con ansiedad crónica. A pesar de toda mi formación, me sentí inútil al verle sufrir y no poder ayudarle.

Empezamos a investigar y probar todo tipo de enfoques pero nada funcionaba realmente.


Rocío Laxasa

Rocío Lacasa

Psicóloga Clínica

Nº Col. M-19881

Hasta que un accidente terapéutico nos ayudó a ver las trampas invisibles que la ansiedad crea para seguir apareciendo. El alivio fue rápido y permanente.

En base a ese descubrimiento, cree una nueva técnica llamada Psico-Inversión® o "la terceta vía". La empecé a probar con mis pacientes y ellos tuvieron los mismos resultados. Ahora enseño a personas como tu un sistema paso-a-paso para recuperarse de la ansiedad para siempre. 


Copyright © 2018 · Ediciones +META